Cuando la traducción se usa como arma de censura

Leímos en las noticias de enero una información que nos transportaba a otra época, la censura de Obama en su visita a China mediante una traducción sesgada de sus palabras. Este suceso nos retrotajo al momento en el que la censura española se ocupaba de “interpretar” las películas que nos llegaban para presentar unas historias más aceptables.

Muchos recuerdan cómo en Casablanca el personaje de Humphrey Bogart luchó en la Guerra Civil Española en el bando republicano, mientras que en la versión que nos llegó había combatido a los nazis. Este no es el único caso, pero nos sirve para reflexionar sobre la importancia de realizar una buena traducción para que se entienda bien un mensaje y cómo en ocasiones se ha instrumentalizado esta para dar fuerza a un régimen.

Yo creo que en ocasiones se infravalora el poder de un traductor y se le tiene por mero transmisor de un mensaje cuando al final es mucho más que eso, ya que de él depende cómo interpretará el receptor el mensaje lanzado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: