¿Tendremos que aprender Globish?

30 marzo, 2010

Leo en el diario británico The Guardian una entretenida reflexión de lingüística-ficción acerca de cuál será el dialecto más hablado en el siglo XXI. El bloguero de libros del periódico, Robert McCrum ha acuñado el término Globish para designar a esta nueva lengua franca que, al fin y al cabo, no es más que un inglés simplificado.

El autor, que está a punto de sacar al mercado un libro sobre el globish, reflexiona sobre cómo cuando alguien, en cualquier rincón del mundo, se manifiesta contra cualquier causa y la quiere hacer global, lo que utiliza para expresarse es un inglés simplificado. Ya sea por desconocimiento, por prisas o por desidia, este inglés resulta extraño para los angloparlantes pero comprensible, al fin y al cabo (algo parecido a lo que comentábamos que sucedía con el Engrish).

Otro ejemplo de este nuevo dialecto emergente es cuando en una reunión hay personas cuya lengua materna es el inglés y otras que lo han aprendido, se comunican mucho mejor entre sí los que lo han aprendido que entre un nativo y un no-nativo. Según McCrum esto sucede porque usan un inglés más sencillo, “descafeinado”, que comparten entre sí.

Opino que para los traductores el reto está en no dejarse llevar por las simplificaciones, por utilizar el inglés más perfecto posible aunque no seamos nativos ingleses y sobre todo a perfeccionarlo para hablarlo con corrección.

Anuncios

Mejorando la pronunciación en inglés

5 marzo, 2010

Cuando los no nativos nos tenemos que enfrentar a una charla en inglés, por mucho que hayamos practicado esa lengua, en ocasiones llegamos a un punto en el que no tenemos muy claro cómo se pronuncia determinada palabra.

En los diccionarios de inglés al uso aparece la transcripción fonética de las palabras antes de la definición (o de la traducción a la lengua destino), pero hoy he visto en Internet una herramienta bastante útil. Howjsay es un diccionario fonético en el que introduces la palabra que necesitas pronunciar en la caja de búsquedas y al darle a “submit” podrás escuchar la pronunciación de cada término.

Yo me sigo fiando más de la transcripción fonética, ya que en ocasiones no estoy en ambientes donde pueda escuchar con claridad los altavoces del ordenador, pero al menos es una herramienta útil.