Las nuevas normas de la RAE y las traducciones

10 noviembre, 2010

La semana pasada, la Real Academia Española dictó algunas nuevas normas para, como ellos dicen “adaptarse al uso que le damos los hablantes a la lengua”. Así, la Y pasa a llamarse Ye y la B se llamará be en todos los países hispanohablantes. Además, hay toda una serie de normas que han sido documentadas en diversos medios de comunicación.

En la calle el debate está servido, pero en las agencias de traducción como la nuestra la política es clara: nos atendremos a las normas mientras el cliente no solicite lo contrario. Creemos que la corrección lingüística es algo que tenemos que cumplir día a día, por lo que solemos estar al tanto de estos cambios.

¿Vosotros cómo lo habéis vivido?


El problema de dejar la traducción en manos de amateurs

16 septiembre, 2010

En los últimos años, hemos visto cómo grandes empresas de Internet multinacionales han decidido poner en manos de sus propios usuarios la traducción de sus servicios. De este modo, no solo conseguían fidelizar a sus usuarios, que se sentían parte de la empresa y colaboraban a mejorarla con ideas de quienes mejores conocen los servicios: las personas que los usan a diario.

El problema de elegir a traductores amateurs para realizar este tipo de tareas no es solo la falta de profesionalidad de las traducciones obtenidas, sino que además te estás exponiendo a que los vándalos actúen en tu servicio y lo destrocen, como le ha sucedido a Facebook, que recientemente ha sufrido un ataque por parte de un grupo que ha usado su herramienta de traducción para cambiar los mensajes.

Como siempre, confiar en unos traductores profesionales es una garantía de no sufrir este tipo de contratiempos, y además ofrece un mejor trabajo con más control del texto final por parte de quien encargue la traducción.


De la traducción a la adaptación en el mundo audiovisual

15 septiembre, 2010

He leído esta mañana un interesante reportaje en el diario Deia en el que entrevistaban a dos traductores audiovisuales. En él se reflexiona acerca de cómo deben traducirse las obras audiovisuales y especialmente cómo se tienen que tratar las referencias culturales.

En la entrevista, María José Aguirre, que ha traducido entre otras la película Regreso al Futuro o capítulos de los Simpsons, explica que ella prefiere mantener las referencias extranjeras en su país de origen y no adaptarlas con localismos españoles siempre que no se pierda el sentido.En todo el artículo estos veteranos traductores recomiendan adaptar mejor que traducir, para que el telespectador perciba como más natural el mensaje.

Os animo a leer el reportaje a todos aquellos que queráis dedicaros a la traducción de películas, documentales o series de televisión.


Diferencias entre el empleo del idioma de un hombre y de una mujer

26 agosto, 2010

La verdad es que leer el post de Badlanguage de esta semana me ha dado mucho en qué pensar. Según ese blog, existe una diferencia muy marcada en el uso que hacemos del lenguaje los hombres y las mujeres.

Según la herramienta Gender Genie (disponible solo en inglés), los hombres escriben más determinantes y números, y utilizan muchas más referencias a los lugares, al tiempo y a los números mientras que las mujeres usamos más pronombres y estructuras gramaticales que indican relaciones personales. Por lo tanto, en esta herramienta nos aseguran que introduciendo cualquier texto, su algoritmo podrá adivinar si lo ha escrito un hombre o una mujer.

¿Vosotros creéis que los hombres y las mujeres escribimos diferente?


Traducciones difíciles: gestos a evitar por el viajero

28 julio, 2010

Muchos de vosotros estaréis a punto de iros de vacaciones, si es que no os habéis ido ya. Aunque no podéis llevaros un traductor que os ayude a contextualizar lo que os dicen, sí que podéis evitar una serie de expresiones, de gestos que os pueden acarrear algún problema porque están mal vistos fuera de nuestras fronteras. Por ejemplo:

  • El pulgar levantado: este gesto proviene de la antigüedad romana, y simbolizaba que un reo podía conservar la vida. En todo el mundo occidental está ampliamente aceptado y se entiende como algo bueno, pero en el medio oriente y en el Asia sudoriental es un gesto que indica agresión.
  • Hacer una uve con el índice y el dedo corazón: es un gesto tradicionalmente repetido por los políticos como símbolo de victoria y por los hippies para simbolizar la paz. En países angloparlantes y sobre todo en el Reino Unido y Australia, si se hace este gesto con la palma hacia la cara del hablante elevando y bajando el brazo, es equivalente a enseñar el dedo anular. Si viajáis a estas zonas, mejor no lo hagáis.
  • Los cuernos con el dedo índice y el meñique: este gesto asociado al rock solía ser antiguamente una especie de amuleto contra el mal de ojo. Sin embargo en Italia, en Cuba y en otros países se considera una ofensa y se repite mucho por ejemplo cuando vas conduciendo y alguien hace una maniobra peligrosa.

¿Se os ocurre alguna más?


La historia de Ed Rondthaler, un amante de las palabras

2 julio, 2010

Hace poco me enviaron este vídeo:

En el que se ve a un anciano jugando con cuatro letras todo el tiempo hilando un discurso con palabras inglesas que iba formando con su libreta. En este vídeo, Ed Rondthaler, que es como se llama el anciano, acaba diciendo que el inglés es un idioma tonto de una manera muy irónica pero muy tierna.

Ed Rondthaler era un tipógrafo que vivió 104 años (de hecho, el vídeo se rodó cuando tenía 101) y en él nos transmite su amor por la lengua de Shakespeare de una manera muy sencilla de entender y que no precisa traducción. Durante su vida, luchó por la simplificación del idioma inglés para acabar con el analfabetismo. Obviamente no tuvo éxito, pero a la vista de estas imágenes, se nota que lo intentó con mucho tesón.


La traducción de variedades dialectales

25 junio, 2010

A la hora de traducir un dialecto, siempre nos encontramos con el mismo problema. Si es un texto escrito en su totalidad en una variedad dialectal, no supone más quebradero de cabeza que pasarlo todo al idioma de destino pero, ¿qué hacer cuando dentro de un mismo texto hay varios dialectos?

El primer trabajo del traductor en este caso es conseguir un buen glosario de los términos que aparecen en la parte dialectal. Además, conviene pactar con el cliente cómo quiere que se realice la parte escrita en un dialecto para tener una base en la que trabajar. En los casos de traducciones literarias, como sabéis, la cosa cambia.

¿Vosotros os habéis encontrado con un texto de estas características? ¿Cuál es el recurso que más utilizáis?