Por qué adoro ser traductora

4 octubre, 2010

Cuando fundé Traducciona, tenía muy claro que me gustaba mi profesión y que podía ayudar a los demás a entenderse aunque no tuvieran ningún idioma en común. He aquí las ventajas que le veo a la profesión de traductor tal y como la entiendo yo:

Utiliza tus habilidades para ganarte la vida: he pasado años estudiando idiomas y ahora me llena de orgullo poder vivir de una cosa que se me da bien.

– Es un trabajo interesante: cada vez que entra en la agencia un encargo nuevo, nos da la oportunidad para aprender una disciplina diferente o recordar otras que sean de la misma temática.

– Es una oportunidad para ser creativos, si somos buenos escritores y no nos dedicamos a las traducciones literales (que por otra parte no interesan al cliente). Un buen traductor debe hacer que el texto nuevo “respire” por sí mismo y que no se note que está traducido.

– La recompensa de un trabajo bien hecho del que tú eres responsable.

Anuncios

Formación de los trabajadores en nuevas tecnologías de la traducción

10 septiembre, 2010

Además de contratar a profesionales de la traducción titulados y con experiencia, una de las labores de nuestra agencia de traducción consiste también en la formación continua de nuestros trabajadores, especialmente en nuevas tecnologías. Día tras día el software de traducción va mejorando y formar a los trabajadores en su uso es la mejor manera de que estos le saquen todo el partido posible.

No me refiero solo al conocimiento de los distintos traductores automáticos y diccionarios online, sino a todas las herramientas que aceleran el proceso de traducción. El tiempo destinado al aprendizaje de estas herramientas es, en mi opinión, una de las mejores inversiones que puede hacer una agencia de traducción (y en general cualquier empresa cuyos trabajadores desempeñen sus funciones con software) ya que mejora notablemente la productividad y la calidad del servicio.

Es cierto que no todo el mundo que entra en una agencia está familiarizado con todos y cada uno de los programas que se usan, pero un curso rápido puede mostrarles cuál es el software que más se adecúa a sus necesidades.


Conciliar el trabajo con la vida personal

9 septiembre, 2010

Como mujer empresaria, en ocasiones me veo obligada a tomar una serie de decisiones para compaginar mejor el trabajo con mi vida personal. Para compaginar ambas facetas de mi vida, sigo unos sencillos pasos como marcarme unos horarios laborales y otros para disfrutar de mi tiempo libre e intentar cumplirlos al máximo.

También intento identificar todas esas rutinas que me impiden desconectar del todo del trabajo e intento huir de ellas, aunque, como supondréis, no siempre es posible. Delegar en otros las tareas a las que no llego también ha sido una buena estrategia, y siempre que puedo teletrabajo (estas políticas también se aplican a los traductores).

En definitiva, conciliar la vida personal y la laboral está en mano de todos, basta con poner un poco de tu parte siempre que sea posible.


Conocer a la competencia para mejorar nuestra empresa

8 septiembre, 2010

El conocimiento de la competencia es uno de los pasos primordiales para poder mejorar nuestras empresas. En el mundo de los negocios, más que nunca, es fundamental “tener cerca a los amigos pero mucho más cerca a los enemigos”. Por lo tanto, cabe hacerse una serie de preguntas con el objetivo de saber en qué puntos nos ganan nuestros competidores y cómo conseguir una ventaja competitiva a los ojos de nuestros clientes para que nos elijan.

  • En primer lugar, hay que saber quiénes son nuestros competidores.
  • ¿Qué puesto ocupamos en la competencia?
  • ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas que tenemos sobre el resto del mercado?
  • ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de nuestros competidores?
  • ¿Va a introducir la competencia algún producto interesante en un futuro?
  • ¿Cómo puede competir tu empresa?
  • ¿Qué es lo que hace única a tu empresa?

Los tres retos de las reclamaciones

29 julio, 2010

Como empresaria, hay días (muy pocos, todo sea dicho) en los que me tengo que enfrentar a reclamaciones de clientes insatisfechos con los servicios que les hemos prestado. En el siempre interesante blog de Sage me he encontrado con un post acerca de las reclamaciones, y de los tres retos que tiene que asumir una empresa cuando se encuentra con ellas.

En primer lugar, es una oportunidad para fidelizar mediante una resolución rápida con un servicio cuidado y escuchándole para proponerle la mejor alternativa al cliente insatisfecho. Un cliente al que se le soluciona rápidamente una incidencia es un cliente que nos recomendará en el futuro.

Una reclamación es una oportunidad de escuchar las necesidades del mercado más rápidamente que si hacemos un estudio, ya que estamos en contacto directo con el día a día de los clientes y de lo que necesitan.

Por último, es una gran oportunidad de convertir una debilidad en una ventaja competitiva, entendiendo qué ha fallado para que el cliente ponga la reclamación y mejorando nuestro servicio.

¿A que ya no os parece tan mal tener este tipo de problemas?


Puesta a punto de un autónomo en siete días

12 julio, 2010

Ser autónomo cuesta unos días más que otros. Especialmente en verano, cuando baja ligeramente la actividad en las empresas, es un buen momento para ponernos al día, sobre todo en negocios como la traducción. He leído en el blog Freelance Folder un sencillo manual en siete pasos para ponernos al día de manera fácil.

Día 1: Mira a tu web con los ojos de un cliente. Cambia lo que veas que se haya quedado anticuado y elimina elementos superfluos.

Día 2: Contacta con tus antiguos clientes, ya que ellos pueden ser fuente de nuevos negocios. Recuerda que si no eres demasiado pesado está bien visto que les llames un par de veces al año para interesarte por su estado. Eso te servirá para actualizar las bases de datos pero también para conseguir nuevos trabajos.

Día 3: Invierte en ti mismo. Tú eres tu mejor valedor, así que invierte en formarte, lee algún libro inspirador o aprende algo nuevo que mejore tu posición en el mercado.

Día 4: Pídele a tus clientes referencias. Si están contentos, te las darán encantados y las podrás utilizar en tu web como reclamo. Si son negativas, examina sus sugerencias y mejora lo que sea necesario.

Día 5: Escribe cartas tipo para tener respuestas estandarizadas para los correos que recibas más a menudo.

Día 6: Archiva. La mayoría de los freelances tienen el archivo disperson a la espera de un momento para ser ordenado. Deja de posponer ese momento.

Día 7: Actualiza tu presencia en las redes sociales. Crea o mejora tu página en Facebook y en Twitter para que sea más fácil que te encuentren los nuevos clientes.


¿Sabemos aprovechar las oportunidades?

8 julio, 2010

Leo en Emprendedores un interesante artículo sobre la creación y el análisis de las oportunidades. Quería compartirlo con vosotros, ya que me ha parecido muy práctico. Estos son los aspectos que habría que trabajar para lograr una oportunidad:

1. Amplitud de miras: no te centres solo en los contactos de tu profesión, ya que los contactos externos también pueden presentarnos oportunidades de negocio.

2. Creatividad para inventar nuevas oportunidades.

3. Energía para planificar y llevar a cabo las acciones que has pensado.

4. Perseverancia: las mejores oportunidades solo se le presentan al que persevera. Rara vez se encuentran al principio del camino.

5. Optimismo: prepara tu estado de ánimo para acoger las nuevas oportunidades viendo el lado bueno de las cosas.